miércoles, 24 de octubre de 2012

*uNa CaRTa a Mi CoRaZóN



Días en los que tu corazón necesita cariño, necesita a alguien que lo ame de verdad, te sientes sola, sin nadie al que contarle las cosas, sin nadie que te apoye en tus decisiones. El corazón no solo es un órgano del que depende tu vida.
 
Me encantaban los cuentos que leía de pequeña, tan bonitos, tan llenos de vida, tan felices, tanta fantasía, inocencia. El príncipe con su princesa, la princesa con su príncipe, y tan solo besar una rana ya tiene al amor de su vida, precioso. Pero un día se rompe el frasco de la magia y el mundo y tu vida da un giro de 160º. Ya no hay príncipe, no hay rana, no hay beso, no hay magia.
 
Es bonito ver fotos de parejas que demuestran su amor, con besos, caricias, abrazos, hay muchas formas de expresar el cariño hacia una persona. Pero es triste mirar a tu lado y ver que estás sola, sin una persona que te diga un “buenos días princesa, ¿qué tal has dormido?” Tendré casi 14 años, pero puede que haya sentido más sentimientos que tú en toda tu vida.
 
Soy una de esas personas que entregan todo lo que tiene cuando siente cariño hacia alguien, me culpo por ello. Enamorarse, nunca he sentido eso de lo que tanto hablan, porque se puede querer mucho a una persona, pero enamorarse ya es extremo, opiniones hay en todos lados. La frase “te quiero” ya se utiliza como un “hola”, así que ya no se sabe cuando lo dicen de verdad o cuando no.
 
Cuentan, o eso dicen por ahí, que a lo largo de tu vida te encuentras con personas que, aunque no te des cuenta, te cambian un poquito. Personas que hacen más por ti a lo mejor sin darse cuenta que proponiéndoselo. Cuentan, también, que las mejores personas las encuentras siempre por casualidad, que eso no está escrito en ninguna parte y que es mejor no forzar las cosas.
 
Solo espero que en alguna parte de este mundo se encuentre esa persona a la que tanto ando buscando.
 
Y a ella le diría:
 
“Desde que me he dado cuenta de que el universo es más infinito que nunca, te he echado demasiado de menos. No me preguntes la razón. He estado buscándola día y noche, en libros, canciones y en tu mirada... y no la he encontrado. Quiero hacerme creer que es algo del destino, tal vez algo demasiado tierno planeado por el mar. Después de todo tampoco es tan mala idea creer que tú has aparecido en mi vida a pesar de estar tan a miles de kilómetros de distancia de mí. Porque yo estaba esperando encontrar a alguien que le diera sentido a la palabra 'magia'. Que eres encantador, ¿No te lo había dicho antes? Sobre todo cuando me dejas ver tu lado más extraño, más escondido, más frágil. Y por eso, porque eres raro. Porque no te pareces en nada al resto del mundo, y eso me encanta. Gracias por haberte colado en mi vida. Nunca he creído en nadie como he creído en ti eso debes tenerlo muy claro. Estaba claro. No había otra manera de que sucediera esto. Tenías que aparecer algún día en mi vida y vaya, lo hiciste. Y soy consciente, apareciste y me robaste hasta el aire. Te quiero.”
 
Entonces ahí será cuando de verdad utilice la frase “Te quiero”.

 
Fuente:  http://salimask.jimdo.com/
By: Miss Samy Sweet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMPARTE EN REDES SOCIALES