jueves, 2 de julio de 2015

*CARTA PARA AQUELLOS QUE NO CREEN EN EL aMoR



Los que piensan que el amor no existe, que el amor es malo y que enamorarse es una gran estupidez, esto es para ustedes:

El amor es la medicina que muchos necesitan. Te puede llenar de ilusiones, de una nueva razón para vivir y nuevas expectativas.

 
Con él te sentirás como otra persona completamente diferente, te sentirás nuevo y verás la vida con otros ojos.


El amor te hace pensar en los demás, dejar de ser tan egoísta y te transforma en otro ser.
Sí, muchos sufren por enamorarse pero cuando es amor de verdad, no habrá sufrimiento más fuerte que el mismo amor.

Con el podrás sentir que el corazón te palpita rápidamente, que las risas salen sin que lo planees y que los besos son todo lo que quieres.


El amor es más de lo que piensas, es fidelidad, romanticismo, perseverancia, trabajo mutuo y ¿por qué no? Mucho sexo.

No te puedo explicar específicamente qué es el amor, tienes que sentirlo, vivirlo y experimentarlo. Tienes que estar en tu piel, en tu corazón y entonces ahí sí podrás decidir si vale la pena o no.

Muchos piensan que si te enamoras, a la larga saldrás lastimado y que los problemas te alcanzarán como una liebre a la tortuga pero ellos no saben que el amor es más que eso. No te voy a mentir, sí habrá problemas, discusiones y malentendidos pero tienen que ser fuertes y pasar esas pruebas.

El amor no es malo, el amor no te hará llorar o sufrir, las personas sí.

Así que para aquellos que no creen en el amor, les puedo decir que no saben de lo que se pierden y que sus vidas nunca estarán completas si no llegan a conocer el significado del amor. Y también que se preparen, pues el amor puede estar a la vuelta de la esquina.

 ¡Uno nunca sabe cuándo cupido puede tocar la puerta!

FUENTE: http://frasesparalavida.net/carta-para-aquellos-que-no-creen-en-el-amor/
Autor: Katy Meza

lunes, 4 de mayo de 2015

*ENAMORARSE ¿Qué eS eSo?

Oímos hablar del amor tantas veces como de comidas o de las noticias más recientes. El amor es algo que en definitiva hemos escuchado aunque sea una vez en nuestras vidas pero ¿realmente sabemos qué es el amor? ¿Sabemos que implica enamorarse?


Enamorarse. Muchos creen que ya se han enamorado pero no saben que en realidad fue un noviazgo fugaz que no duró más de dos meses. Pudiste haberte sentido muy atraído por alguien, que te haya gustado mucho pero ¿Enamorarse? Para mí enamorarse sólo ocurre una vez.


Es algo completamente diferente, sabes que está ocurriendo y que los amores del pasado no se le comparan, ni tan siquiera piensas en ellos. Ocurre naturalmente y sin presiones.

Enamorarse es saber que estás en el lugar indicado, que quieres estar ahí y que te gustaría permanecer allí. Es ver a tu pareja como alguien maravilloso y admirarlo aún con todas sus imperfecciones. Sabes que estás completamente enamorado cuando por más que te aparezca la persona más hermosa, no te interesa porque sabes que ya estás al lado de tú Miss Universo.

Enamorarse ocurre sólo una vez, sí, así es, porque si piensas que ya haz estado enamorado antes, entonces ¿Por qué no estás con esa persona actualmente? ¿Por qué ya no están juntos? Exacto, porque no era la persona indicada y el amor se fue a como vino.

Ocurre sólo una vez porque siempre será la persona indicada para ti, será el o la afortunada y tú serás la persona más feliz del mundo junto a ella (él). No será algo fácil ni simple de mantener, tendrán que luchar y trabajar pero será menos esfuerzo si estás a su lado.

Enamorarse implica más que sólo mariposas en el estomago. Es algo más que un “te amo” o un “para siempre”. No son palabras empalagosas ni peluches para el día de los enamorados, es saber que esa persona fue hecha para ti y tú para ella.


Es algo que sentirás sólo una vez y que sabrás que no hay nadie más imperfecto que amarás tan perfectamente. No habrá amor más cercano a la perfección que el amor con esa persona, simplemente será algo mágico. 

FUENTE:  http://frasesparalavida.net/enamorarse-que-es-eso/
Autor: Katy Meza

sábado, 7 de marzo de 2015

*10 MaNeRaS De SeR MuY FELIZ (avaladas por los científicos)

La práctica totalidad de las ciencias ha estudiado qué nos hace felices y qué no y las respuestas son tan variadas como investigaciones se han hecho sobre el tema. El periodista Jeff Haden ha recogido algunas de las principales actitudes que contribuyen a nuestra felicidad, basándose en las observaciones de Belle Beth Cooper. Estas son, entre otras, diez de las conclusiones más sólidas.


1. Haz ejercicio. Aunque sea durante 7 minutos.

Con frecuencia pensamos que no tenemos tiempo para hacer ejercicio, pero sólo siete minutos son suficientes para hacernos un poco más felices. ¿No tenemos siete minutos que extraer de nuestro apretado horario?

El ejercicio tiene un efecto tan profundo en nuestra felicidad y en nuestro bienestar que se ha convertido en una estrategia eficaz para combatir la depresión. Así lo probaba un estudio citado en el libro de Shawn Achor The Happiness Advantage. En él tres grupos de pacientes deprimidos fueron tratados con medicación, con deporte o con una combinación de ambos. Los resultados son verdaderamente sorprendentes: todos los grupos experimentaron una mejoría. Sin embargo, fueron testados seis meses después para comprobar si se habían producido recaídas. Un 38% de los que sólo habían tomado medicación había retomado la depresión, un 31% de los que habían combinado medicación y ejercicio había recaído igualmente, y sólo un 9% de los que habían paliado su depresión con el deporte había recaído a los seis meses.

Los beneficios del deporte, sin embargo, no se limitan a las personas deprimidas. Igual que sus efectos son positivos en éstas, lo son en cualquiera que haga ejercicio y desee ser un poco más feliz a lo largo del día. Una buena opción es practicar running, lo que te dará una libertad que es imposible alcanzar mediante otros deportes.

2. Duerme más: serás menos susceptible ante las emociones negativas

Dormir es muy importante para que el cuerpo se recupere de su actividad diaria, y tiene efectos muy positivos en nuestra alegría. Así lo confirman Po Bronson y Ashley Merryman en NurtureShockdonde aluden al hecho de que los estímulos negativos se procesan en la amígdala y los positivos y los neutrales en el hipocampo. La falta de sueño afecta con mayor intensidad al hipocampo, por lo que las personas que duermen mal tienen mayor tendencia a recordar con intensidad los eventos negativos y a olvidar los positivos.

La afirmación se sustenta con un experimento realizado por Walker en el que una serie de universitarios privados de sueño debían memorizar una lista de palabras. Recordaban el 81% de las palabras negativas, como cáncer, y sólo el 31% de las palabras positivas o neutras, como sol o baloncesto.

El humor con que afrontamos las primeras horas del día puede condicionar la jornada completa, de modo que es importante descansar bien.


 3. Pasa más tiempo con los amigos y la familia

Suena tópico, pero no haber pasado el tiempo suficiente con los amigos y la familia es uno de los principales arrepentimientos que expresa la gente antes de morir. Interactuar con aquellos que nos aprecian y a los que apreciamos revierte positivamente en nuestro estado de ánimo. Así lo explica Daniel Gilbert, profesor de psicología de Harvard: "Somos felices cuando tenemos familia y somos felices cuando tenemos amigos, y casi todas las otras cosas que creemos que nos hacen felices son, en realidad, vías para tener más amigos y más familia".

En la misma línea, el estudio Terman, recogido en The Longevity Projectconcluía que las relaciones con los demás son fundamentales para vivir una vida larga y feliz: "El beneficio más claro de las relaciones sociales viene de ayudar a los demás. Aquellos que ayudaban a sus amigos y sus vecinos, aconsejando y cuidando de los demás, tendían a vivir más que el resto".

4. Sal a la calle con frecuencia

En The Happiness Advantage Shawn Achor recomienda pasar tiempo al aire libre para aumentar la alegría y el buen humor: "Reservar tiempo para estar al aire libre cuando hace buen día proporciona grandes ventajas; un estudio reveló que pasar 20 minutos en la calle cuando hace buen tiempo no sólo propicia el buen humor, sino que desencadena la reflexión y mejora la memoria".

Así, aunque sea simplemente en el descanso para comer, reserva unos minutos al día para que te dé el aire.


5. Ayuda a los demás

Para ser felices nosotros mismos resulta imprescindible ayudar a los demás, y 100 horas al año (dos horas a la semana) parece ser el número clave de tiempo que debemos dedicar al resto. El Journal of Happiness Studies publicó una investigación que aludía al hecho de que la gente a la que se le había encargado comprar algo para otra persona experimentaba una felicidad mucho mayor que aquellos que se habían comprado algo a sí mismos.

Aquí explicamos por qué la felicidad reside más en el dar que en el tener o en mejorar el estatus social y laboral.

6. Sonríe

No se trata de fingir, pero sonreír nos puede hacer sentir mejor. Por supuesto, es importante que la sonrisa sea el producto de cultivar pensamientos positivos, como afirma un estudio de la Michigan State University. Éste sugiere que los que trabajan de cara al público, si fuerzan una sonrisa falsa a lo largo del día su estado de ánimo empeora y terminan por dejar el trabajo. Sin embargo, aquellos que sonríen como resultado de pensar en cosas positivas mejoran su estado de ánimo y están más alegres.

 José Antonio Marina y el doctor Luis Rojas Marcos, dos de los grandes pensadores de España, explican en esta entrevista a El Confidencial que “cuando yo sonrío, expreso mi bienestar, pero también aumento mi bienestar”.




7. Planea un viaje, aunque no vayas a hacerlo

El mero hecho de planear un viaje o un descanso del trabajo puede contribuir al bienestar. Un estudio publicado en el Applied Research in Quality Life mostraba que el mayor pico de felicidad se experimentaba durante la planificación de las vacaciones, más que durante el propio viaje.

Ello está ligado al sentimiento de anticipación. Como refiere también Shawn Achor, "un estudio reveló que en la gente que pensaba que iba a ver su película favorita se elevaban los niveles de endorfina un 27%".

8. Medita

Un equipo de investigación del Massachusetts General Hospital realizó escáneres cerebrales a 16 personas antes y después de su participación en un curso de meditación de ocho semanas. El estudio, publicado en Psychiatry Research: Neuroimaging, concluía que tras completar el curso las partes del cerebro asociadas con la compasión y la consciencia propia habían crecido, mientras que las partes relacionadas con el estrés se reducían.

Además, meditar suele relajarnos y clarificar nuestra mente, lo que también contribuye a nuestra propia felicidad. Además de aumentar la creatividad y la inteligencia, como defiende el cineasta David Lynch

 

9. Múdate cerca del trabajo

El tiempo que nos cuesta llegar al lugar del trabajo tiene un gran impacto en nuestra felicidad. Al fin y al cabo, es algo que hacemos dos veces al día, cinco días a la semana, y la gente a la que le lleva mucho tiempo desplazarse o que lo hace de manera incómoda es menos feliz. Así lo dice The Art of Manliness: "Mientras que muchas condiciones no afectan a nuestra felicidad a largo plazo porque nos acostumbramos a ellas, nunca nos acostumbramos al esfuerzo diario de ir al trabajo. A veces el tráfico es espantoso y a veces no". Así lo decía también Gilbert: "Conducir en un atasco es un tipo distinto de infierno cada día".

10. Practica la gratitud

Estar agradecidos por las cosas que tenemos –lo que implica valorarlas en su justa medida– es muy importante para ser conscientes de nuestra felicidad y disfrutarla más. De hecho, los participantes de un experimento ligado a la gratitud debían, en primer lugar, escribir una lista de las cosas por las que estaban agradecidos, y ese simple hecho ya mejoró su estado de ánimo. Siempre de acuerdo con el refranero español, para el que "es de bien nacido ser agradecido".

De la misma manera que podemos invertir dinero en los demás, podemos invertir nuestro tiempo, lo que resulta ser incluso más satisfactorio y nos proporciona grandes dosis de alegría. Aquí te explicamos cómo trabajar la gratitud para ser más felices.


FUENTE:  http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-01-26/diez-maneras-de-ser-muy-feliz-avaladas-por-los-cientificos_80292/?utm_content=buffer7247a&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

domingo, 15 de febrero de 2015

*LoS 10 MiToS DeL AMoR

Y es que el Amor no es sencillo, todas las personas no entendemos lo mismo por Amor, por eso, sufrimos, nos duele, y no nos sentimos amados cuando la otra persona asegura amarnos.

El Amor tiene que tener de base el Respeto y el deseo de la Felicidad de la otra persona, entendiendo éstas dos cosas como la aceptación de que sea la otra persona quien decide cuál es su felicidad y no la felicidad que yo decido para ella.

Sin embargo, en las relaciones de pareja, el Amor, aún es más complejo, ya que además, de las dos bases anteriores, existen muchas más para que la relación funcione.

Y es aquí donde se dan muchas confusiones, donde nos dejamos llevar por mitos, y creencias que nos han inculcado desde pequeños/as, pero que lejos de la Felicidad de un Amor sano de pareja, nos encadenan al sufrimiento.

Los mitos que nos encadenan a sufrir son:

1. El Amor sólo basta

Si la pareja fuese, metafóricamente hablando, un camión, el Amor, sería una rueda del mismo, ¿Andará? Es evidente que no lo hará. Sin embargo, nos pasamos media vida intentando que funcione la relación, ya que “nos queremos”.
Sin embargo, necesariamente una pareja feliz tiene que tener, además del Amor, una buena Comunicación, respeto, unos valores en común, libertad, proyectos compartidos, …entre otras cosas.

2. Todas las parejas tienen conflictos

Es muy perjudicial para la pareja creer esto, ya que justificaremos todos los conflictos, tomándolos como normales, “¿Qué pareja nos los tiene?”
Sin embargo, es cierto, que en todas las parejas hay diferencias, aunque no necesariamente conflictos.
En la pareja, es normal dialogar, exponer las diferencias, buscar acuerdos, negociar, sin embargo, si acompañamos éste proceso de Respeto, no los llamaremos Conflictos.
El conflicto es aquella situación que genera dolor, sufrimiento, discusiones acaloradas con frecuentes reproches, amenazas y faltas de respeto, y esto no es “normal” en una pareja, ni tampoco tendría que ser admisible.


3. Me sacrifico por mi pareja

Cuando me sacrifico, necesariamente sufro, si hay sufrimiento no hay felicidad.
La pareja no va ligada a la infelicidad, lejos de esto, las relaciones de pareja tienen que aportarnos felicidad y satisfacción personal, por estar con aquella persona a la que quiero y me quiere, quien me hace feliz y a quien yo hago feliz.
El sacrificio va unido a la resignación de asumir éste papel y al reproche, para obtener reconocimiento por él. Esto no hace más que sumar situaciones de conflicto en la pareja.

4. Uno de los dos, tiene que ceder

Ceder es sinónimo de “sacrificio”, cuando cedo sufro, porque no soy yo mismo, ni como me gustaría ser para sentirme Feliz.
Cedo para adaptarme a la pareja, por miedo a su reacción o para evitar conflictos, sin embargo, esto me anula como persona, sintiéndome mal conmigo mismo y con la pareja, ¿Qué felicidad puedo aportar a la pareja cediendo?
El camino es llegar a acuerdos, que nos hagan ganar a ambos.

5. Desde que me comprometo a la relación, pierdo mi libertad

El compromiso es una elección, si me comprometo, lo hago en mi libertad de decidir cómo quiero vivir mi vida, y con quien.
En ningún momento pierdo mi libertad, ya que en una relación sana, la libertad existe en todo momento, yo soy dueño de mi vida, con pareja y sin ella, con compromiso o sin él.



6. Mi pareja me debe respeto, debe hacer lo que yo espero

El respeto mal entendido, se refiere a miedo, no hay respeto en el miedo.
Cuando esperamos que la otra persona haga lo que yo quiero, lo exijo, con frecuencia desde la amenaza. Esto no es respeto, es engendrar miedo, para que la otra persona reaccione como yo espero.

7. Para acabar la relación de pareja, tiene que acabarse el Amor

En muchas rupturas de pareja, tras acabar la relación, sigue existiendo el Amor. Y es normal, ya que después de compartir muchas experiencias juntos, quedan muchas emociones, como el afecto, los buenos deseos, echarle de menos al otro, recuerdos gratificantes….
Sin embargo, si hubo motivos para la ruptura, también hay motivos para no cultivar el sentimiento que queda, hay que dejar que se extinga por sí sólo o que se transforme en buenos deseos para la otra persona, aceptando lo que no funcionó, aprendiendo de ello y no luchando contra la realidad de la ruptura.
Una buena forma de aceptar ese sentimiento que queda tras la ruptura, es centrarse en proyectar una vida en solitario, buscando llenar el vacío que queda con actividades y momentos de satisfacción y realización personal, dejando de lado el sentimiento que con el tiempo se difuminará si no seguimos pensando en él.
La clave está en mirar hacia delante, no quedándonos atrás, entendiendo que éste sentimiento es normal y habitual, y que tendrá cada vez menos fuerza, si no lo alimentamos y aceptamos la realidad.

8. El Amor es eterno

Y nada más lejos de la realidad, el Amor cambia, de la misma forma que cambiamos las personas.
Una persona crece, madura, cambia sus valores en la vida, y también así lo hace, la otra persona de la pareja. Cuando se conocieron, y surgió el Amor,  probablemente coincidían, sin embargo, la vida sigue y con ella la evolución y el cambio, y es entonces cuando es posible que una persona de la pareja cambie y no así su pareja, aunque sea la misma de “toda la vida”.
Las relaciones también tienen final, no sabemos si lo viviremos, pero es habitual que exista y no por eso es un fracaso.



9. Mantener relaciones sexuales, tener un hijo o el paso del tiempo, lo arregla todo

Es frecuente éste mito, donde se busca “ocultar” los conflictos a través de las relaciones sexuales, tener un hijo o de dejar pasar el tiempo. Sin embargo, lo que no se soluciona, sigue siendo un problema, a veces, escondido u olvidado, aunque es posible que vuelva a surgir más adelante o bien que se agrave, como ocurrirá con el ejemplo de tener un hijo, ya que con él, la pareja se distanciará más, al no tener sus conflictos solucionados.

10. Si no quiere mantener relaciones, es que no me quiere

Existen muchas causas o motivos por las que una persona puede no tener deseo o apetencia sexual.

Las personas pasamos por etapas, y los problemas, el estrés y las preocupaciones, pueden ser suficiente motivo por el cual disminuyan el deseo sexual y por tanto las relaciones sexuales. Si mantenemos la calma, la paciencia, el respeto, la comprensión y la comunicación, es probable que se supere, volviendo a la normalidad, con un poco de tiempo.



FUENTE:  http://lamenteesmaravillosa.com/los-diez-mitos-del-amor/

miércoles, 28 de enero de 2015

*aPReNDieNDo a SeR FeLiCeS



Reflexión acerca de la posibilidad que tenemos de ser felices
aun cuando podamos quedar abandonados en soledad.
Autor: Shoshan.


La vida es como tú la quieras hacer, nada es fácil, siempre nos encontramos con nuevos retos, y cada día es una aventura.
La vida muchas veces nos golpea tan fuertemente que hasta nos cuesta abrir los ojos por la mañana, pero en nosotros mismos está el poder hacer de nuestra vida algo bonito u optar por no revertir las cosas que nos salen mal. Siempre hay cosas por las que vale la pena seguir soñando, porque eso nos hará felices.

 
Si por el motivo que sea la persona con la que habías soñado y hecho planes se ha marchado de tu lado, ser feliz no será fácil para ti. En una situación así lo único que se desea es llorar y no volver a ver la luz del día.
Pero detente un momento y piensa: Le has conocido, no naciste a su lado; por lo que si ya no está junto a ti es porque el amor que decía tener por ti no era tal. Debes pensar con la mente fría, hay que saber cerrar ciclos y dejar atrás lo que te hace daño. Por nuestro bien debemos seguir adelante, pues nadie está obligado a querernos para siempre.

  
La vida es y será siempre bella, no te dejes angustiar por las cosas cotidianas, siempre habrá razones para querer vivir, una persona no puede ser todo lo que esperas. Mira a tu alrededor, hay mucha gente buena que siempre estará dispuesta a darte una mano cuando las tuyas no te alcancen, alguien siempre está contigo, sólo que no te das cuenta porque te has encerrado en su mundo y te olvidaste de que tienes uno propio.


Te conoces, ya sabes como eres, concédete la oportunidad de volver a querer, y seguro que con esa felicidad que irradias acercarás a muchas personas que tendrán ganas de compartir tus sueños, y porque no, puede que incluso tu amor. Disfruta cada momento de tu vida, porque son únicos, nunca habrá un día igual que el otro, disfruta de las maravillas que hay en la creación. Muchas personas se quedan tristes y amargadas por no mirar más allá de sus propias frustraciones, no seas de esas personas, aprovecha tu vida, vívela plenamente pues sólo se vive una vez.

 
Tu pareja jamás debiera ser el centro de tu universo, debemos aprender a vivir nuestras propias vidas, sin necesitar de esas "muletillas". Piensa en positivo, piensa que eres grande, que todos los planes con los que un día soñaste podrías llegar a realizarlos. Eres una persona única, no te aferres a cosas que no son para ti, no dejes que se te vaya la vida pensando y tratando de recuperar lo que has perdido, piensa mejor en lo que has ganado.

 
Date permiso para dar rienda suelta a tu vida, para sonreír, vivir y reír… Concédete permiso para llorar, amar, perdonar, recordar y olvidar… nunca dejes de soñar. Sonreirás, eso es algo que está al alcance de tus manos, nadie puede vivir la vida por ti, sólo tú tienes poder real sobre el camino que deseas tomar.
 

La vida es una sola, si alguien no sabe darte amor, olvídale: tú puedes tener tanto amor como desees. Si eres y has sido una buena persona, la vida acabará sabiendo premiarte. Un día mirarás el amanecer con nuevos ojos, tu vida será de muchos colores y te darás cuenta de que has aprendido a amarte y valorarte a ti misma. Eso hará la gran diferencia y hará de ti una persona independiente y segura.




Vive un día a la vez, sé feliz, que eso es lo más importante, lo demás viene por añadidura.




FUENTE: http://www.shoshan.cl/reflexiones/aprendiendo_a_ser_felices.html

sábado, 10 de enero de 2015

*¡SoNRíe... Y ToDo CaMBia!



 *Los Increíbles beneficios de la Sonrisa!!! No te los pierdas!!*


Sonreír tiene muchísimos beneficios para la salud, y es que no sólo favorece a las relaciones sociales sino que también ayuda a mantener el bienestar físico y mental.


Sonreír rejuvenece, oxigena, limpia, elimina el estrés y mejora las relaciones con los demás. 

Al sonreír, eliminamos endorfinas, nos hace ser personas agradables, hacemos ejercicio, aumenta la confianza, es bueno para la piel, equilibra el humor, mejora la digestión y hace vivir más..


La risa ayuda a superar muchas situaciones como las depresiones, angustias o el estrés. Cuando nos reímos nos sentimos mejor, más confortables además de favorecer a nuestra salud, al limpiar y ventilar nuestros pulmones.

Aumenta la memoria, el pensamiento creativo y la resolución de problemas además de mejorar las relaciones sociales. Hace que te vuelvas mas amigable y aumenta la colaboración, solidaridad y cohesividad. También, favorece a eliminar pensamientos y emociones negativas además de ayudar a descargar las tensiones.

La sonrisa no sólo nos expresa la felicidad de las personas, tiene otras connotaciones. Por ejemplo en un contexto social puede tener varias interpretaciones: Que confíen en ti, poder de seducción o empatizar más fácilmente.


Así que todos a sonreír!!!!

FUENTE:
www.mundoconsciente.es

COMPARTE EN REDES SOCIALES